[CONFERENCIA] USO TERAPÉUTICO DEL CANNABIS

La Fundación Vivo Sano es una organización independiente, de iniciativa privada y sin ánimo de lucro, inscrita en el Ministerio de Sanidad. Tuvo su presentación oficial en abril de 2011. Su objetivo es crear una sociedad más sana, donde las personas se encuentren bien en todos los aspectos de sus vidas, disfrutando de una buena salud física y mental, de unas relaciones constructivas, viviendo en un entorno saludable.

Recientemente, dentro del ciclo «Charlas desde la medicina integrativa», organizaron una conferencia sobre el uso terapéutico del cannabis. Ahora esa conferencia está disponible online y creemos que son cuarenta minutos muy interesantes. Cuando tengas un rato no te la pierdas.

 

NUEVA WEB DE ACCME

Bienvenidos a la nueva página web ACCME. Hemos renovado nuestro sitio web para adaptarlo a los nuevos tiempos y a los nuevos visitantes que llegan de Internet en busca de información sobre el asociacionismo cannábico. Destacamos el área terapéutica, donde contamos con el asesoramiento de un médico colegiado.

Salud, cariño y libertad. Muchas gracias. Non stop.

INTERACCIÓN DEL CANNABIS CON LOS MEDICAMENTOS

El doctor García Palau, en un reciente artículo, aportó datos científicos sobre la interacción del cannabis con los medicamentos. Segun el doctor Palau, el cannabis y el dronabinol (THC) han sido utilizados conjuntamente con una gran variedad de medicamentos, sin observarse interacciones significativas.
Los estudios clínicos realizados a principios del siglo veinte demostraron que a menudo dichos efectos se potencian. En la medicina moderna, una combinación de cannabis/THC con otros medicamentos podría también ser beneficioso para distintas indicaciones terapéuticas. El cannabis ha sido utilizado ilegalmente por individuos que padecían de diversas enfermedades y de forma conjunta con un gran número de medicamentos prescritos. No se ha observado ninguno efecto secundario indeseado de importancia clínica hasta la fecha.
Algunos medicamentos pueden potenciar o disminuir el efecto del cannabis y/o el THC, mientras que es posible que los efectos de ciertos fármacos aumenten o disminuyan por la acción de los cannabinoides, como es el caso de las fenotiacinas utilizadas para paliar los efectos secundarios de la quimioterapia para el cáncer (ver más abajo). La potenciación más importante a nivel clínico es la del efecto sedante de otras sustancias psicotrópicas (alcohol, benzodiacepinas) y la interacción con sustancias que actúan sobre el corazón (anfetaminas, adrenalina, atropina, beta-bloqueantes, diuréticos, antidepresivos tricíclicos, etc.).
Anti-colinérgicos: La atropina y la escopolamina pueden agravar la aceleración de la frecuencia cardiaca provocada por el THC.
Anti-colinesterasa: La fisostigmina neutraliza los efectos psíquicos y la aceleración de la frecuencia cardiaca provocada por el THC.
Anti-depresivos (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina): El THC puede aumentar el efecto de la fluoxetina.
Anti-depresivos (tricíclicos): Pueden ser potenciados los efectos sobre la frecuencia cardiaca, la bajada de tensión arterial y la sedación causados por la amitriptilina.
Anti-inflamatorios no esteroideos (AINE’s): La indometacina, el ácido acetilsalicílico (aspirina) y otros AINE’s neutralizan el efecto del THC. La indometacina reduce de forma notable el “globo” y la taquicardia.
Benzodiacepinas: Puede incrementar la depresión respiratoria y de las funciones cerebrales, así como potenciar el efecto anti-epiléptico.
Beta-bloqueantes: Reducen el aumento de la frecuencia cardiaca asociada al THC.
Glaucoma: Muchos medicamentos bajan la presión intraocular y el efecto de los cannabinoides puede potenciar dicha acción.
Neurolépticos: El THC puede neutralizar el efecto anti-psicótico de los neurolépticos, así como potenciar el efecto en la terapia para enfermedades motoras.
Opiáceos: Aumentan la sedación y la analgesia.
Fenotiacinas: La proclorperacina y otras fenotiacinas disminuyen el efecto psíquico del THC y aumentan el efecto anti-emético.
Simpaticomiméticos: Las anfetaminas y otros simpaticomiméticos potencian el aumento de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial.
Teofilinas: El metabolismo de las teofilinas se ve incrementado por el THC, por lo que puede ser necesario un aumento de la dosis de dicho medicamento.
Fuente: Thcterapeutico.com, Grotenhermen F. Practical hints Consejos prácticos, Grotenhermen F, Russo E, eds. Cannabis and cannabinoids. Pharmacology, toxicology, and therapeutic potential. El cannabis y los cannabinoides. Farmacología, toxicología y potencial terapéutico. Haworth Press, Binghamton

PLANTA MEDICINAL

El cannabis medicinal, también conocido como marihuana médica, es el cannabis que tiene el fin de tratar o aliviar un síntoma, una dolencia o una enfermedad en lugar de propósitos recreativos o espirituales. Todo cannabis que contenga una cantidad efectiva de cannabinoides activos (es decir, que no sea cáñamo industrial) puede considerarse cannabis medicinal si se usa para dicho propósito.

 La historia del uso de la marihuana medicinal se remonta a las fases primigenias de la medicina y la farmacología, cuando los humanos empezaron a usar deliberadamente las plantas por sus efectos sobre el cuerpo en lugar de como fuente de alimento. La primera mención de que hay constancia del uso del cannabis en un contexto médico procede de la Shennong pên Ts’ao ching (la Gran [enciclopedia] Herbal del Emperador Shennong), uno de los primeros textos de la medicina herbal que data del 2700 a. C.

 El cannabis siguió siendo parte esencial de incontables medicamentos, desde el jarabe para la tos hasta los preparados digestivos, desde los analgésicos hasta los parches para callos. Después de los opiáceos, el cannabis era el extracto medicinal de plantas más recetado, hasta que fue prohibido en muchas zonas del mundo durante la década de los treinta.

 Afortunadamente, el redescubrimiento en los últimos años de las ventajas naturales de la marihuana como medicina ha conducido a un resurgimiento en su utilización. En la actualidad, la mayoría de pacientes optan por medicarse utilizando el cannabis en su forma natural, en lugar de concentrado o en versiones sintéticas. El cannabis herbal y sus extractos pueden permitir un mayor control y una mejor determinación de la dosis, y también pueden aportar un repertorio más extenso de cannabinoides, muchos de los cuales parecen tener interacciones beneficiosas al ser administrados a la vez.

 ACCME cumple dos años en 2014. Nuestro objetivo este año es potenciar el cannabis medicinal, presentando a nuestros socios alternativas y variedades que complementen sus tratamientos. Apostamos muy fuerte por tinturas (en varias concentraciones), ungüentos (con resultados probados en eczemas o dermatitis), mantequilla(en sus dos versiones: para consumo directo o para repostería). Iremos, incluso, un paso más allá, y ofreceremos terapias complementarias, como un dispensario marino (el agua de mar es un pequeño milagro) u otras soluciones que sumen en los tratamientos.

 Bueno, ¿Y tú qué opinas? ¿Planta medicinal, o droga?

[CONFERENCIA] SPANNABIS 2013, POR FERNANDO CAUDEVILLA

Esta semana os ofrecemos la «clase magistral» que impartió Fernando Caudevilla Gálligo en Sapannabis 2013, titulada «Cannabis terapéutico: abordaje práctico desde una asociación cannábica».
Fernando es Médico de Familia. Médico Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Experto Universitario en Drogodependencias. Miembro del Grupo de Intervención en Drogas de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria. Asesor Médico de la ONG Energy Control. Autor de libros de divulgación y artículos científicos sobre cannabis y drogas de síntesis. Consultor Médico en Cannabis Terapéutico.

Buen provecho.

VER

[DOCUMENTAL] CANNABIS MEDICINAL EN ISRAEL

Os ofrecemos este interesante documental sobre el uso medicinal de la marihuana en Israel. Nos muestra sus beneficios terapéuticos sobre diferentes enfermedades. La publicación y el subtitulado en castellano de este documental ha sido posible gracias a la inestimable colaboración del médico Javier Pedraza Valiente y del Movimiento Cannábico Extremeño (Cannamex)

Subtitulado en castellano.
Fuente: www.cannamex.es

VER

NUEVA LEY DE TRÁFICO Y SEGURIDAD VIAL

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a la nueva normativa de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, que será enviada al Congreso para su posterior ratificación, con aspectos aún por decidir en esta Cámara. Una vez aprobada, entrará en vigor el nuevo Reglamento de Circulación, que deberá incorporar todas las reformas introducidas. Aunque algunos cambios ya se conocen, estos son los aspectos que destacamos de la nueva Ley:
Límites de velocidad 
La nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial permitirá conducir a velocidades de 130 km/h en tramos muy concretos de autovías y autopistas. Este hecho no sólo se traduce en un aumento de 10 km/h respecto a la normativa actual, sino también una modificación del cuadro de infracciones y sanciones para adaptarse al nuevo registro. Sin embargo, no todo supone aumentos en la velocidad, puesto que el anexo de esta Ley recoge las medidas necesarias para reducir la velocidad en carreteras convencionales y en algunas calles en tráfico urbano.
Drogas y alcoholismo
Quizá haya sido el cambio más comentado de todos los que se han producido. La normativa, y sobre todo las sanciones, se recrudecen. En primer lugar, se alberga la obligatoriedad de someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas tanto para conductores como para peatones. En el caso de los peatones, se amplía el campo de acción, puesto que hasta la fecha estas pruebas eran obligatorias cuando se veían implicados en algún incidente y la nueva ley incluye a todos aquellos que sin estar implicados en un siniestro, cometan alguna infracción.
Las sanciones por conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, así como para los peatones, estarán comprendidas entre los 500 y los 1000 euros, y también serán aplicables de manera inmediata a aquellos viandantes o conductores que se nieguen a someterse a la prueba. Se ha regulado, además, que la detección de drogas se realice a través de una prueba salival y, si resulta positiva, un posterior análisis de una muestra en cantidad suficiente, como en la Ley de Enjuiciamiento Criminal. La normativa tendrá una única salvedad: aquellos casos en los que una persona esté consumiendo drogas «por prescripción facultativa y una finalidad rehabilitadora», como las que reciben tratamiento para desengancharse de su adicción y obviamente siempre que no incapacite a la persona para la conducción.
Sin duda, la nueva ley no resuelve ninguna de las cuestiones que llevamos reclamando desde hace tiempo a través de la FAC, si bien empiezan a delimitarse ciertas iniciativas que nos sitúan en el camino.
Por eso, nuestras recomendaciones a los consumidores habituales de cannabis, son:
Conductores profesionales y de servicios públicos: la única solución para evitar posibles sanciones, e incluso la perdida del puesto de trabajo, es dejar de consumir. Hasta que se introduzca un sistema equitativo de detección y se establezcan unos límites claros (como en el caso del alcohol), los controles de drogas sólo detectan presencia en saliva o sangre, sin importar el nivel. Dado que los niveles de THC van bajando poco a poco en el organismo, tardando semanas o meses en eliminarse por completo, no hay otra solución. Como siempre, la experiencia y las sanciones nos irá mostrando el camino a seguir, que será, en todo caso, el de un consumo responsable y circunscrito a periodos vacacionales.
Conductores: tranquilidad. La ley está ahí. El consejo es muy parecido al de los conductores profesionales. Consumo responsable. Todos somos mayorcitos para saber qué podemos consumir y cuándo podemos consumir. Si aceptamos el riesgo, aceptamos las posibles sanciones.
Peatones: tranquilidad. La ley se recrudece, pero, como siempre, contamos con el sentido común. Tanto el consumo de carácter lúdico como el consumo terapéutico son incompatibles con ciertas actividades, y eso no tiene que venir ninguna ley a regularlo. Responsabilidad.
Esperamos haber aclarado algunas de vuestras dudas. Este es un tema del que volveremos a hablar, seguro.
Salud, cariño y libertad.
Muchas gracias. Non stop.

Debes tener más de 18 años para visitar nuestro sitio web

Por favor, confirma que eres mayor de edad: